Cirugía ortopédica

  • Piernas en X y en ()
  • Deformidades de los pies y manos.
  • Deformidades por unión defectuosa de las fracturas.
  • Artroplastias de cadera y rodilla  (prótesis)
  • Columna
  • Otras

La cirugía de los huesos y articulaciones tiene una vertiente funcional y otra cosmética que solamente voy a mencionar como diversos ejemplos.

Los niños que crecen con las rodillas en “X” o en “O”no pueden correr tan eficientemente como los que las tienen normales. Son piernas antiestéticas además de poco funcionales.

Estas rodillas se pueden corregir por medio de intervenciones que no dañen el crecimiento y que alineen los ejes de las extremidades. El resultado es: Piernas rectas, corren tan bien como sus amigos, las articulaciones de las rodillas no están predispuestas a una artrosis por sobrecarga irregular.

Se trata por tanto de una cirugía preventiva, funcional y estética.

Se puede decir lo mismo de algunas malformaciones congénitas de las manos, los pies, y de uniones de fracturas mal consolidadas, así como las malformaciones de la columna vertebral.

Sus correcciones llenan las tres condiciones de previsión, funcionalidad  y estética.

En cuanto al uso de prótesis de rodilla, cadera, tobillo, y en las pequeñas articulaciones de las manos en enfermos mayores que las necesitan para suprimir dolor, no se debe olvidar que se les restituye una marcha más normal, se les quita el dolor y se les mejora la función y el aspecto.